Escasez de libros de texto literatura infantil.

El primer paso es procurar toda la literatura infantil posible, y llevarla a los jóvenes. Los libros nunca son pocos o suficientes, la magia comienza con uno y nunca acaba.

Hay personas e instituciones a quienes podemos acudir como FILIJC1 con sus salas de lectura, otro hermoso ejemplo es YO-O2 y su biblioteca Lic. Bernardo Lemus Mendoza

  • ¡Ya tengo libros!
  • ¿Qué actividades puedo realizar?
  • ¿Cómo es la lectura en ambientes bilingües y otros contextos?

Escasez de libros
chuacus.com

Actividades

  1. Presenta los libros

    No basta con apilarlos en un librero, la estatura de los niños importa y mucho, deben estar siempre a su vista y alcance.

Libros en la pared
chuacus.com

  1. Explora la variedad

    Cuando el reloj marca la una las calaveras salen de su tumba 💀⚰️🧟 chumbala cachumbala cachumbala 🎵🎶. Traigan crayones vamos a colorear 🖍️🎨, ya vieron ese con texturas y relieves, y ese otro, y ese otro, ¡hagamos recortes! ✂️.

Libro con relieve
chuacus.com

  1. Bolsa viajera

    Compartir demuestra amor y confianza, puedes dejar un mensaje al próximo en recibir la bolsa viajera. Imagina que tu amigo lee el mismo libro o uno nuevo, tendrán mucho de qué hablar.

    ver: Como implementar la bolsa viajera en tu comunidad

Bolsa viajera
chuacus.com

  1. Aprovecha la tecnología

    Dedicamos muchos artículos al uso de la tecnología en la bitácora de aportes. Ven a descubrirlos, te explotará la cabeza 🤯.

Libros y computadoras
chuacus.com

Qué hacer y por qué

1. Observar y hacer preguntas sobre hechos de la vida real: ¿qué paso? ¿cuándo? ¿dónde? ¿por qué? ¿quién lo hizo? Esta actividad le permitirá hacerse las mismas preguntas cuando lea y motivará su creatividad e imaginación.

2. Leer juntos cuentos o historias A los niños les gusta escuchar historias. Esta actividad les ayudará a mejorar su vocabulario y a leer mejor.

3. Enseñar a leer y escribir con el ejemplo. Cuando los adultos leen en la casa los niños ven que es una actividad normal y la copian.

4. Visitar la biblioteca más cercana. Los niños pueden enterarse cómo funciona una biblioteca. Pueden llevar un libro a casa para leerlo juntos en familia.

5. Tener paciencia cuando están aprendiendo a leer o escribir. Si su hijo o hija no desea leer, no es conveniente obligarlo sino incentivarlo.

6. Hacer actividades después de leer. Realizar dibujos, cantos o preguntar sobre lo leído, hará que sus hijos desarrollen más interés por la lectura.

7. Aumentar poco a poco el tiempo de lectura. No es conveniente exigirle que lea mucho tiempo cuando se inicia a practicar la lectura. El aumento en tiempo debe ser progresivo.

8. Regalar libros de lectura en ocasiones especiales o elaborar libros. Su hijo empezará a apreciar los libros si le presenta la lectura como una actividad divertida que puede hacer.

9. Permitir que lean lo que les guste. Eso aumentará el interés por la lectura. La lectura les permite conocer cosas que no ven en televisión.

10. Leer rótulos en calles, avenidas o tiendas. Eso mejorará su lectura, pues permite practicar fuera de la escuela. Es una actividad divertida que pueden hacer juntos en familia.


Qué debemos evitar y por qué

1. Exigir demasiado y regañarlo cuando falle en la lectura. El niño podría ver la lectura como un castigo y no sentiría agrado al hacerlo. Recuerde que la lectura es para disfrutar

2. No respetar lo que ellos deseen leer. Ellos deben decidir qué tipo de lectura les gusta.

3. No responder a las preguntas que realizan los niños o niñas. Esto los hace pensar que a sus padres no les gusta compartir con ellos.

4. No conversar con sus hijos acerca de lo leído. Puede considerarse como falta de importancia a lo que pueden aprender de la lectura.

5. Permitir que vea mucho tiempo pantallas (televisión, celular, computadora o tablet). Esta actividad limita el desarrollo de su inteligencia y sus emociones. Menores de 6 años no exceder 1 hora diaria, mayores de 6 no más de 3 horas diarias. No olvide supervisar el contenido.

6. No tener en casa materiales escritos, como periódicos, revistas, catálogos, libros, afiches, etiquetas y otros materiales para que sus hijos lean. El entorno no estimula o motiva a leer.

7. No leer frecuentemente. Si no ven leer a los que viven con ellos en casa, piensan que leer no tiene importancia para su vida.

8. No reconocer los logros de sus hijos en la lectura. Esto no favorece que los niños y las niñas fortalezcan su autoestima y hace que se desanimen de leer.


  1. FILIJC Feria Internacional de la Lectura Infantil y Juvenil de Centroamérica

    ↩
  2. YO-O Guatemala Es una Asociación sin fines de lucro, ubicados en San Antonio Purulhá, una comunidad de la región de Baja Verapaz, Guatemala.

    ↩